Adiós DF, bienvenida CDMX…

No es de extrañarse, que con el tiempo vamos cambiándole de nombre a las cosas, los apodos a las personas o a tu suegra. Depende de diversos factores, a veces por necesidad, otras para que se oiga «más acá», o también porque adoptamos palabras en otros idiomas. Pero ¿Qué pasa cuando se decide cambiarle el nombre a una ciudad? como diría Eloy … ¡Óigame no! Espérenos tantito.

Pues no ¿Qué creen?  Ya se le cambió y oficialmente ya no somos D.F. (Distrito Federal) sino CDMX o lo que es lo mismo Ciudad de México. Olvídate de las delegaciones, ahora son alcaldías y el D.F. digo, perdón, la CDMX seguirá siendo la capital del país.

Pero esto no es nada nuevo (ni tampoco malo) si echamos una mirada hacia atrás, poco a poco hemos ido cambiándole el nombre a las cosas con las que cotidianamente vivimos. Y si no, miren estos ejemplos:

1. Ese lugar que antes se llamada «Azotea» ahora se llama «Roof Garden» disque para tomar el sol.

2. Los atascados y románticos comedores de los centros comerciales se hacen llamar «Fast Food» o «Food court» ¿Qué tal eh? Es ideal para esos momentos especiales.

3. No nos vayamos tan lejos, tan sólo para platicar entre amigos se usa el término ya conocido como «Chatear». Sí, aunque estén uno a lado del otro.

4. Hasta en los más pequeños locales a las tortas se les dice «baguette» y a los cuernitos «crossaint».

5. Ya no le pides a alguien un correo electrónico, sino finamente un «e-mail». Y cuando te llega uno brincas de la emoción.

6. Los hombres ni se acuerdan que sus «boxers» antes eran calzoncillos o ya mínimo ropa interior.

7. Y nuestro último ejemplo es muy común, ya que nadie usa el término completo ‘gimnasio’ sino se acorta con el anglicismo «gym» aunque no hagas ejercicio.

Ven que no es nada del otro mundo. Así que ahora debemos irnos acostumbrando a que seremos CDMX… pero un momento ¿Cómo nos van a decir? Defeños ya no, ¿chilangos? ¿capitalinos? Se los dejo de tarea.

(Visitado 10.234 veces, 1 visitas el día de hoy)

Comentarios